Archive for the ‘Mi abuela’ Category

Esos viejis modernos 2

septiembre 24, 2008

Mi abuela: Jaeeeeeel, estás viendo Susana??

yo: No…..

Ella: Están dando el MÍSTERRR Primavera.

OH tú que das sabios consejos, siempre te escucharé, rezongaré y haré lo que dices (pero sin que nadie se de cuenta….)

Me emocioné además porque “”LA SÚ” dijo mi nombre y me mando un beso (obvio que no era para mí, pero yo me lo creí). Malísima la elección final. La vieji hubiera elegido mejor mirá….!

Otra vez arroz?

agosto 30, 2008

Parece que mi abuela recibe un porcentaje por cada vez que me ofrece sopa crema. Hoy mismo me ofreció como 10 veces en el almuerzo.

NO ME GUSTA LA SOPA CREMA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! No importa cuánto intente convencerme de que es muy rica y que llena bastante y que con quesito queda más rica todavía y ni hablar con pancitos tostados o mejor fritos!.

Encima me cae mal…

Vos sabés que te extraño…

agosto 5, 2008

Hoy en el almuerzo, después de tres largos días de mi ausencia, mi abuela dice:

– vos sabés que te extraño…

– (cara de sorpresa disimulada gentilmente y un poco de emoción contenida)

– …Porque con esto de que no escucho mucho…(y se echa a reír tapándose la cara con vergüenza de sí misma) …como estoy acostumbrada a ver la tele con el volumen alto, cierro la puerta para no molestarte. Y ayer me puse a ver el noticiero y me levanté para cerrarla cuando me dí cuenta que no estabas!

🙂

Zapato roto, zapato roto…

agosto 1, 2008

La semana pasada me disponía a ir a mi fiestita de cumpleaños, porque festejé en lo de un amigo, ya bañada, cambiada y perfumada. Me acerco a la pieza de mi abuela para decirle que ya me iba y como hace últimamente, no se porqué, me dice: – A ver?? Cómo estás vestida???

Después de esta pregunta tengo que desfilarle y hacerle una presentación de mi vestuario y estilista al mejor estilo Chiqui Legrand o Susana Giménez. Cuando me aprueba, o no (esto es lo que pasa más seguido, sólo que trata de disimularlo…pero no le sale) me doy media vuelta y me voy (porque no le doy mucha bola, sino a esta altura debería haberme suicidado). Bueno, la semana pasada, me aprobó todo el vestuario (que era bastante normal) salvo mis zapatillas. Son unas zapatillas doradas a las que ya les di su considerable uso, pero están bien. Admito que una lavadita no les haría nada mal, pero zafan considerablemente. Obvio que es lo único que me criticó casi amablemente: – Las zapatillas es lo que no me convence…No tenés zapatos??

Ni pensaba ponerme zapatos porque quería bailotear a lo loco y estar cómoda. Tenía que festejar mi cumpleaños y que ya no rindo más!!.

La saludé, me di la vuelta y me fui. Con mis zapatillas doradas hermosas y sucitas. 🙂

Ayer, siguiendo el “consejo” de mi abuela, porque por más que me embola lo que me diga (más que nada cómo me lo diga) sé que desgraciadamente tiene razón, salí con las mismas zapatillas, pero las limpié un poquito. No sé cómo hizo para verlas, porque la saludé rapidísimo, pero logró verlas y me dijo: – Lavaste las zapatillas! …..

Karma chameleon

julio 31, 2008

Mi abuela siempre me reta cuando me enfermo y lo cierto es que en invierno me enfermo bastante seguido. Y lo peor es que siempre dice:

– El año que viene espero que te agarremos a tiempo antes que te enfermes para vacunarte.

No me quiero vacunar!!! y nunca me agarran antes porque siempre me enfermo antes…capaz que es a propósito. Me voy enfermando cada vez más temprano para huirle a la vacuna. Encima este año mi tío y mi abuela se re enfermaron más que yo y saben qué?!?! Ellos se vacunaron!!!.

Todavía tengo tiempo

julio 27, 2008

El domingo pasado, en el usual asado en lo de mi tio, mi abuela hojeaba una revista de esas donde abundan las fotos de gente de la farándula con sus noticias tan instructivas. En una de esas lee: “Guirao Diaz cumple 24 años y presenta a su novio”. Me mira, y señalándo la hoja con esa nota tan importante para la humanidad me dice: – Mirá! esta mujer cumple 24 y presenta a su novio, vos cumpliste 24 también y no veo que vos nos presentes a ninguno…No sé si habrá sido el solcito de ese día , que había dormido bien, que todavía me duraba la emoción de no tener que rendir más o qué, pero eso no me cayó tan mal como me hubiera caído en otras oportunidades. La miré, sonreí y me encogí de hombros. Ella largó una risita media nerviosa y dio vuelta la hoja. El tema hubiera terminado ahí, pero mi prima ( cerca de 33 años, casada, dos hijos) me dijo: – No te preocupes, tengo amigas de mi edad que están peor que vos. Igual tenés hasta los 36…tenés tiempo…

Tiempo para qué???? No me preocupo!!!